Bolivia en la “lista secundaria” de la piratería global, según EEUU

WASHINGTON |

La Oficina de Comercio Exterior (USTR) de EEUU dio a conocer hoy los datos sobre violaciones de los derechos de propiedad intelectual y patentes a nivel mundial donde incluye a Bolivia en la “lista secundaria” de vigilancia. Asimismo, mantiene a China a la cabeza de la piratería global  en una “lista negra” junto a países como India, Indonesia y Rusia.

También forman parte de esta “lista secundaria” otra veitena de países entre los que figuran Barbados, Brasil, Bulgaria, Canadá, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Egipto, Grecia, Guatemala, Jamaica, Líbano, México, Pakistán, Perú, Rumanía, Suiza, Turquía, Turkmenistán, Uzbekistán y Vietnam.

En su informe “Special 301”, elaborado anualmente y que evalúa la situación de la piratería intelectual fuera de ese país, el Gobierno estadounidense citó entre sus preocupaciones en China “el robo de secretos comerciales, la rampante piratería en internet, los continuados altos niveles de piratería física y bienes falsificados”.

Por su parte, India continúa en la lista por “la falta de mejoras contrastables” en la lucha contra la piratería en su marco legal, pese a reconocer “recientes avances”.

“La propiedad intelectual es fuente fundamental de crecimiento económico y empleos de alta calidad para EEUU, y es más importante que nunca evitar que gobiernos extranjeros y competidores roben a los innovadores de EEUU que tratan de respaldar empleos altamente remunerados mediante la exportación de sus productos y servicios a los consumidores de todo el mundo”, dijo el representante de la USTR, Michael Froman.

En la “lista de vigilancia prioritaria”, se mantienen 11 países: Argelia, Argentina, Chile, China, India, Indonesia, Kuwait, Rusia, Tailandia, Ucrania y Venezuela.ç

Este reporte no conlleva sanciones por parte de EEUU, pero supone un toque de atención para que los países designados aumenten su esfuerzos en la lucha contra la piratería.

Suiza fue por primera vez en esta lista debido a que “se ha convertido en un cada vez más popular país que hace de sede” de páginas web que violan los derechos de propiedad intelectual.