Ministro Exteriores nipón inicia visita de tres días a Pekín entre tensiones

El ministro de Asuntos Exteriores japonés, Fumio Kishida, comienza hoy una visita de tres días a China, que pretende relajar las tensiones entre los países vecinos de cara a la cumbre que ambos celebrarán junto a Corea del Sur este año en Pekín.

Kishida se reunirá mañana, sábado, con su homólogo chino, Wang Yi, con el que se espera que empiece a preparar los detalles de la cumbre trilateral, después de que la última tuviera lugar el pasado noviembre en Seúl, la primera que celebraban en tres años marcados por las disputas históricas y territoriales.

El viaje del ministro nipón a China se produce en medio de tensiones arrastradas entre ambas naciones desde hace casi cuatro años por la soberanía de unas islas (llamadas Diaoyu por Pekín y Senkaku por Tokio) en el mar de China Oriental.

También sucede después de que China mostrara su descontento con la declaración de los ministros de Exteriores del G7 (Japón, Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania, Francia, Canadá e Italia) tras su encuentro en Hiroshima (Japón) este mes, que incluía una crítica velada a la segunda economía mundial.

El texto instaba a los países envueltos en disputas territoriales en la región a que se abstengan de realizar proyectos para ganar tierra al mar y de construir instalaciones militares en los archipiélagos de la zona, como ha hecho China.

Otro asunto que ha añadido tensiones fue el hecho de que Japón enviara doce barcos a patrullar un área próxima a las islas Diaoyu/Senkaku a principios de abril, después de que entrara en vigor un paquete legislativo que otorga mayores competencias a las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército japonés).

La reforma, que según el Ejecutivo nipón refuerza la alianza de Tokio con Washington, ya que permitirá a ambos “ayudarse mutuamente en caso de emergencia”, es vista por sus detractores, entre ellos China, como una forma de poner fin al pacifismo que defiende la Constitución nipona.

Ante la visita, un editorial de la agencia china Xinhua urgió a Kishida, que después de China visitará Tailandia, Birmania (Myanmar), Laos y Vietnam, a “contribuir” al desarrollo de las relaciones chino-japonesas.

En paralelo a la visita de Kishida, China, Corea del Sur y Japón celebran hoy un foro sobre diplomacia en Pekín, con la asistencia del vicepresidente del Parlamento chino Xu Jialu, el exprimer ministro surcoreano Goh Kun y el exministro y presidente del Consejo General del Partido Liberal Democrático nipón, Toshihiro Nikai.